Fungal Infections

Especie/nombre común

Candida auris. C. auris está filogenéticamente relacionada con Candida haemulonii and Candida ruelliae. Previamente, se ha identificado erróneamente como Candida duobushaemulonii, C. haemulonii, C. famata, C. krusei, C. lusitaniae, C. sake, Saccharomyces spp, Rhodotorula glutinis o Kodamaea ohmeri con los siguientes sistemas comerciales de identificación: Vitek 2 y bioMérieux Industry API®/ID32.ú

El centro estadounidense para el control y prevención de las enfermedades (CDC) recomienda hacer más pruebas para descartar que no se trata de C. auris, cuando la levadura estudiada se identifica como C. haemulonii. Asimismo, es importante valorar el método de identificación utilizado y la especie que éste ha reportado. Se consigue una identificación exacta con VITEK MS y con Bruker Biotyper MALDI-TOF utilizando la base de datos denominada “research use only”. La secuenciación de la zona D1–D2 del 28s rDNA también identifica adecuadamente C. auris.

La cepa tipo de Candida auris sp. nov. es JCM15448T= CBS10913T= DSM21092T.

Hábitat natural

De momento no se ha encontrado el reservorio ambiental. Un porcentaje elevado de genes en C. auris están relacionados con el metabolismo central, una propiedad común en las especies de Candida spp. patógenas, ya que éstos son cruciales para su adaptación a diferentes situaciones.

Geographia

En 3 continentes se han identificado 4 clados distintos de aislados clínicos pertenecientes a áreas geográficas diferentes, lo que sugiere una aparición reciente y casi simultánea de diferentes poblaciones clonales. Se han encontrado varios grupos geográficamente relacionados en Corea del Sur, India, Sudáfrica, Pakistán, y en hospitales de Latinoamérica. La clonalidad en C. auris se ha estudiado con AFLP, multilocus sequence typing, y MALDI-TOF MS en las cepas de India, Sudáfrica, y Brasil. La secuenciación de próxima generación (NGS) ha demostrado una elevada proximidad entre las cepas de C. auris de 4 hospitales indios geográficamente separados lo que sugiere que cada clado tiene una diversidad baja.

Frecuencia

Candida auris es un patógeno emergente que se aisló por primera vez en 2009 en un exudado ótico de un paciente en Japón. Recientemente se ha asociado con candidemia e infecciones de heridas. En solo 7 años, esta levadura se ha distribuido por diferentes hospitales de numerosos países causando una amplia variedad de infecciones hospitalarias graves. El aumento del número de aislados de C. auris obtenidos de muestras clínicas diferentes indica claramente su habilidad para colonizar, invadir y causar infecciones de diferente gravedad.

Infecciones

Candida auris causa candidemia, infecciones de heridas y otitis Se ha aislado también de orina y del tracto respiratorio, sin embargo, es difícil delimitar si en estos dos precisos escenarios se trata de colonización o infección.

C. auris se ha aislado en sangre, catéter, LCR, hueso, secreciones óticas, líquido pancreático, pericárdico, peritoneal, pleural, secreciones respiratorias (incluyendo esputo y lavado broncoalveolar), piel, tejidos blandos, orina y secreciones vaginales. Se ha implicado como agente etiológico de candidemia, ventriculitis, osteomielitis, otitis maligna, otomastoiditis, infección intrabdominal, pericarditis, infección pleural, y vulvovaginitis. Como ocurre con otras especies de Candida no hay certeza de que cause infecciones respiratorias, urinarias, cutáneas y de tejidos blandos, a pesar de que se ha aislado de esas zonas.

La mortalidad atribuida a la candidemia causada por C. auris oscila entre el 28% y 66%.

Peculiaridadies del cultivo

Microscópicamente C. auris, es indistinguible de muchas otras especies de Candida. C. auris crece entre 37–42°C formando colonias de color rosa pálido en agares cromogénicos. Se ha conseguido diferenciar C. auris del complejo C. haemulonii con CHROMagar Candida suplementado con medio de Pal.  A diferencia de C. haemulonii, C. auris no forma seudohifas, aunque algunas cepas logran hacerlo de forma rudimentaria en agar maíz. C. auris produce biopelículas y se adhiere a los catéteres, aunque en menor cantidad que Candida albicans.

Resistancia a los antifúngicos (intrínseca y adquirida)

Casi todas las cepas de C. auris son resistentes al fluconazol y muchas a la anfotericina B, voriconazol, equinocandinas y 5-fluorocitosina.

No hay puntos de corte definidos por “Clinical and Laboratory Standards Institute (CLSI) ” o “European Committee for Antimicrobial Susceptibility Testing (EUCAST)". Las concentraciones mínimas inhibitorias (CMIs) de fluconazol son elevadas. El punto de corte tentativo es ≥32 mg/L. En 4 estudios, la CMI50 está entre 64 y 128 mg/L y la CMI90 entre 64y 256 mg/L utilizando la técnica de microdilución del CLSI. Las equinocandinas (el punto de corte tentativo para la anidulafungina y micafungina es ≥4 y para la caspofungina es ≥2) parecen ser más activas, con resultados más favorable para la anidulafungina (CMI50 intervalo 0,125–0,5; CMI90 intervalo 0,5–1), caspofungina (CMI50 0,25–0,5; MIC90 1), and micafungina (MIC50 0,125–0,25; MIC90 0,25–2). Los intervalos de las CMIs de anfotericina B (Punto de corte tentativo ≥2) son más amplios (CMI50 0,5–1; CMI90 2–4) y probablemente no sea muy adecuada su utilización como tratamiento empírico. Los resultados que se obtienen con la metodología EUCAST son similares a los del CLSI. Sin embargo, los resultados que se obtienen con Etest y Vitek deben ser interpretados con cautela hasta que haya más información.

Nivel de Bioseguridad 2

Uso industrial Ninguno

 

Images

Candida auris on agar

Candida auris colonies on agar (picture courtesy of the Centers for Disease Control and Prevention)

 

ACTÚA HOY

APRENDE

Reconoce y trata las infecciones fúngicas mediante los folletos fúngicos

PARTICIPA

Qué frecuencia tienen las infecciones fúngicas? Ayúdanos
a descubrirlo

DIFUNDENOS

Ayúdanos a cambiar la vida de muchas personas divulgando esta página