Fungal Infections

Ketoconazol

El ketoconazol es el primer azol oral. Es un imidazol sintético. Se estudió por primera vez a principios de los 80 y su uso clínico se autorizó en 1985. Como todos los azoles, su mecanismo de acción es la inhibición de la 14-alfa demetilasa, una enzima que participa en la síntesis de ergosterol, un componente principal de la membrana celular de los hongos.

Dosis y vías de administración

Está disponible en tabletas para administrar por vía oral y en preparaciones tópicas como el champú Nizoral.

Hongos sensibles al ketoconazol

Es activo frente Candida spp, Blastomyces dermatitidis, Coccidioides spp, Histoplasma and Paracoccidioides. Es también activo frente a los dermatofitos, pero no tanto como el itraconazol o la terbinafina. No tienen actividad frente a Aspergillus spp.

Dosificaciones habituales

El ketoconazol se utiliza en el tratamiento de la candidosis oral, a dosis de 200 mg/día o a 400 mg/día si el paciente tiene SIDA y hay cepas resistentes. Para la blastomicosis, histoplasmosis, coccidioidomicosis y paracoccidioidomicosis, se han utilizado dosis de 200 mg/día/12horas, pero con resultados inferiores que con el itraconazol. La misma dosis se usa para las infecciones cutáneas. Como el ketoconazol no es tan activo como el itraconazol, los cursos de tratamiento para las micosis endémicas son más prolongados.

Metabolismo, distribución y excreción

Se absorbe bien tras la administración oral y la comida no tiene ningún impacto en la misma. Se metaboliza, casi completamente, en el hígado y los metabolitos se eliminan por la bilis.

Interacciones

Las concentraciones sanguíneas de ketoconazol son ligeramente más bajas si el paciente está recibiendo antiácidos. La rifampicina aumenta el metabolismo del ketoconazol y por tanto disminuye su concentración.

El ketoconazol no se debe administrar conjuntamente con terfenadina, astemizol y cisaprida ya que aumenta sus concentraciones, lo que puede inducir la aparición de arritmias cardíacas (QT prolongado). También puede prolongar la acción de algunos sedantes, como el midazolam y el triazolam. Aumenta las concentraciones sanguíneas de la ciclosporina, y de hecho se ha utilizado en algunos centros de trasplantes para disminuir el coste de la ciclosporina. También prolonga el efecto de la warfarina. Consultar la base de datos de interacciones.

Efectos adversos

Los efectos secundarios más frecuentes son pérdida de apetito, sensación de malestar general y vómitos y ocurren en 1 de cada 10 pacientes. Son particularmente problemáticos a dosis mayores de 400 mg/día. En 1 de cada 20 pacientes produce ligeras elevaciones de las enzimas hepáticas pero en ocasiones la afectación del hígado ha sido grave. Si el tratamiento se prolonga más de dos semanas, hay un efecto adverso raro (1-10.000-15.000) que es fatal si no se diagnostica y se interrumpe el ketoconazol.

El ketoconazol también inhibe la síntesis de testosterona por la glándula adrenal y por los testículos, especialmente si las dosis son elevadas. Como consecuencias aparecen pérdida de peso, aumento de pecho y ausencia de deseo sexual. Existe la posibilidad de que esto efectos sean más problemáticos en los adolescentes y por eso, si es posible, se debe de evitar su administración en este grupo de edad. Tampoco se debe utilizar en el embarazo. El ketoconazol, a dosis de 600 mg/día, es bastante efectivo y se puede utilizar para controlar el exceso de corticoesteroides asociado al síndrome de Cushing.

Recientemente la “Food and Drug Administration” (FDA) ha restringido la utilización del ketoconazol como un fármaco de último recurso, ya que existen otros antifúngicos que son superiores y con menos efectos adversos (Julio, 2013). Vínculo con la resolución.

Estructura del ketoconazol


 

ACTÚA HOY

APRENDE

Reconoce y trata las infecciones fúngicas mediante los folletos fúngicos

PARTICIPA

Qué frecuencia tienen las infecciones fúngicas? Ayúdanos
a descubrirlo

DIFUNDENOS

Ayúdanos a cambiar la vida de muchas personas divulgando esta página