Fungal Infections

 

Nombre y sinónimos

Otitis externa (otomicosis)

Hongos responsables (enlaza con ellos)

A. niger, A. flavus,  A. fumigatus, Scedosporium apiospermum y varias especies de Candida (incluso Candida auris).

Descripción de la enfermedad

Es una infección fúngica superficial subaguda o crónica del conducto auditivo externo y pabellón auricular. Los síntomas más comunes son picor, irritación, malestar, dolor, y una secreción escasa en el oído afectado. En general, solo un oído está infectado. Los pacientes sienten que el oído está taponado debido a la acumulación de detritus en el canal auditivo. En la otomicosis la irritación es mayor que en la otitis bacteriana externa.

Epidemiología

La forma aguda afecta a una de cada 250 personas anualmente y la crónica entre el 3% y el 5% de la población lo que supone entre 200 a 350 millones de personas. La enfermedad aguda es el resultado de crecimiento de bacterias (90%) u hongos (10%) en el canal auditivo externo por un exceso de humedad o un trauma local.

Enfermedades subyacentes y pacientes en riesgo

A. niger invade cuando el tejido ha sido dañado por infecciones bacterianas, trauma, o un exceso de cerumen en el canal auditivo externo. La otitis externa invasora que invade el hueso adyacente y en ocasiones el cerebro ocurre en pacientes inmunodeprimidos e inmunocompetentes.

Diagnóstico

Examen microscópico y cultivo de una muestra tomada del conducto auditivo externo.

Tratamiento

Limpieza cuidadosa del conducto auditivo externo mediante succión y evacuación. No se debe intentar limpiar mediante lavados con jeringuilla. Tratamiento tópico con solución de econazol al 1% (muy efectivo), tiomersal (mertiolato) o solución de acetato de cresilo. El ácido salicílico, la griseofulvina y el ketoconazol son menos efectivos. Un tratamiento coste efectivo es ácido bórico en solución alcohólica al 4% con frecuentes lavados mediante succión y evacuación del canal auditivo. El tratamiento debe mantenerse entre 1 y 3 semanas. El tratamiento antifúngico oral solo está indicado si los pacientes no responden al tratamiento tópico o aparece una otitis externa invasora.

Evolución y pronóstico

Con una buena limpieza del canal y el tratamiento antifúngico, la infección se cura y no suele haber recaídas.

En pocas ocasiones, Aspergillus fumigatus causa una otitis externa invasora ( también conocida como otitis maligna o necrotizante) con invasión del hueso y cartílago circundante. Es una infección grave y potencialmente mortal.


Video link

Imagenes

ACTÚA HOY

APRENDE

Reconoce y trata las infecciones fúngicas mediante los folletos fúngicos

PARTICIPA

Qué frecuencia tienen las infecciones fúngicas? Ayúdanos
a descubrirlo

DIFUNDENOS

Ayúdanos a cambiar la vida de muchas personas divulgando esta página