Fungal Infections

Yoduro Potásico

Desde el año 1903, existen comunicaciones del uso del yoduro potásico con un antifúngico. Probablemente, el efecto terapéutico esta mediado por la acción directa del yodo sobre la fase levaduriforme del S. schenckii; una solución de 0,02 mg/ml las mata en 10 minutos. El yoduro potásico se utiliza cono un suplemento nutricional en la alimentación de los animales y como sal. Tras accidentes nucleares, se han utilizado gotas de yoduro potásico o tabletas de 130 mg para minimizar la acumulación de yodo radioactivo por la glándula tiroides lo que puede desembocar en un cáncer de tiroides.

Dosis y vías de administración

Es solo efectivo para el tratamiento de la esporotricosis, basidiobolomicosis y conidiobolomicosis. Una dosis oral de 1 ml/8 horas, de una solución saturada de yoduro potásico (1 g/ml) se va elevando paulatinamente hasta llegar a los 12-15 ml/día. El tratamiento se continúa durante 4-6 semanas después dela desaparición de las lesiones.

Hongos sensibles al yoduro potásico

Sporothrix schenckii, Basidiobolus spp. and Conidiobolus spp

Metabolismo, distribución y excreción

El yodo absorbido por el intestino se acumula preferentemente en las células de la glándula tiroidea. De ahí que sea necesario tomar el tratamiento varias veces al día para conseguir suficiente yoduro potásico circulante, que pueda interaccionar con el hongo infectante. Se elimina fácilmente por los riñones.

Interacciones

Existen numerosas interacciones, especialmente con fármacos como el captopril y enalapril, así como diuréticos ahorradores de potasio como el amiloride o triamterene o agonistas de la aldosterona. Se pueden producir concentraciones elevadas de potasio que pueden dar lugar a arritmias cardíacas. Consultar la base de datos de interacciones.

Efectos adversos

Los mas frecuentes incluyen sensación de frío, acné, nauseas, vómitos y dolor de estómago, que puede ser grave requiriendo una disminución de dosis. Esta es una de las razones para el aumento paulatino de las dosis. También puede causar sialoadenitis o parotiditis, reacciones alérgicas y erupciones cutáneas. A dosis máxima (a veces a dosis mucho mas bajas) puede también aparecer fiebre, debilidad, cansancio, hinchazón del cuello o garganta, úlceras orales, erupción cutánea, arritmias, cosquilleos u hormigueos en las manos o pies y sabor metálico. No debe utilizarse en el embarazo. 

 

ACTÚA HOY

APRENDE

Reconoce y trata las infecciones fúngicas mediante los folletos fúngicos

PARTICIPA

Qué frecuencia tienen las infecciones fúngicas? Ayúdanos
a descubrirlo

DIFUNDENOS

Ayúdanos a cambiar la vida de muchas personas divulgando esta página